LuisArthur500x3

Contra viento y marea

Sin Temor… Ni Favor…

Hoy publicamos dos interesantes artículos de Luis Arthur y seguiremos publicando de dos en dos hasta actualizarnos. Esperamos que como siempre despierten su interes

Avicena, el gran medico árabe (Persia hoy Irán) de la antigüedad, y también padre de la medicina, decía que las enfermedades eran sus mejores amigos que Dios nos mandaba para que nos acompañaran en el camino de la vida.

“…Sus dos obras más conocidas. El Kitab ash-shifa’es una extensa obra que versa sobre lógica, ciencias naturales (incluso psicología), el quadrivium (geometría, astronomía, aritmética y música) y sobre metafísica, en la que se reflejan profundas influencias aristotélicas y neoplatónicas. El Al-Qanun fi at-tibb (canon de medicina), el libro de medicina más conocido de su tiempo, es una compilación sistematizada de los conocimientos sobre fisiología adquiridos por médicos de Grecia y Roma, a los que se añadieron los aportados por antiguos eruditos árabes y, en menor medida, por sus propias innovaciones. Por último se trasladó a la corte del príncipe ‘Ala ad-Dawlah, bajo cuya tutela trabajó el resto de sus días.

(http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/avicena.htm)”

Me estoy refiriendo a sus textos El libro de la curación y El canon de medicina, también conocido como Canon de Avicena” que aun hoy se enseña en universidades Indias.  Murió de 57 años, y vivió sin internet, ni transportes mecanizados, etc., y pudo hacer todo lo que hizo.  Increíble.

Según las versión Ayurvédica (medicina de la antigua India, de más de 4,000 años), las enfermedades no son castigo.  Hoy “La Nueva Medicina Germánica” que está revolucionando al mundo, dice más o menos lo mismo.  Toda enfermedad la produce el cerebro de la persona y también la cura, y la teoría es que la produce, como medio de proteger y defender al cuerpo de algo peor o de la muerte.

Hace unos cuantos años tratábamos de “arreglar” la computadora cada vez que se disparaba o fallaba, con una cantidad de programas hechos supuestamente para esos fines.   Hoy lo único que tenemos que hacer en la generalidad, es dejarla tranquila y ella sola se arregla y vuelve a funcionar normalmente.

Así dice el Dr. Hamer de la nueva medicina germánica que hay que tratar al cuerpo.  En otras palabras, el cuerpo se enferma solo y se cura solo.  Nadie lo cura ni lo puede curar.  Es más, se asegura que cuando se interviene con medicamentos, etc., lo único que normalmente se consigue es que el problema luzca solucionado porque no hay síntomas aparentes, pero en realidad ha entrado “en balance” dice Hamer, esto es en ciclo y no se curará.  Pienso en las famosas metástasis…

La curación está en nosotros mismos, en el cerebro.  En emociones atrapadas que se enquistaron por una serie de razones coincidentes que Hamer describe en sus 5 leyes biológicas, entre ellas la sorpresa, en un momento de soledad, que sin aviso afecta el sector correspondiente de la periferia del cerebro donde se gobierna el órgano relacionado con la enfermedad a desarrollarse.

Por ejemplo, a él le mataron un hijo en la Riviera Italiana, donde había ido a regalar un dispensario médico.  El Príncipe de Saboya, heredero del “trono” de Italia, borracho, a las 3 de la mañana, salió a la cubierta de su yate con un rifle.  Con la mira telescópica vio a alguien que dormía en la cubierta de otro yate cercano, le disparó, lo hirió gravísimamente y murió días después.  No hubo castigo.  Hamer y su esposa, también médico, impotentes se regresaron a Alemania y tres meses después tenía cáncer de Testículos.  La impotencia, encontró el sitio correcto de la potencia masculina, y ahí se lo causó.  Él supuso que tenía que haber coincidencia y empezaron sus estudios que le han traído grandes honores, 5 años de cárcel y vivir asilado en Noruega, tras perder su título, su cátedra y su licencia para ejercer la medicina.  Cosa corriente en este mundo de intereses.  Mas sin embargo esa tragedia está cambiando la medicina que hoy aun enseñan las universidades, que se aferran a no aceptar descubrimientos de cosas viejas que vienen en envases nuevos.

Su esposa, en cambio tuvo cáncer de pecho izquierdo, correspondiente al hijo, el órgano nutricio, y no pudo superarlo.

Hoy gracias a sus estudios, libros y enseñanzas, sabemos que un cáncer de mama derecha es conflicto con el esposo, padre, madre o alguien de igual jerarquía, que el de la mama izquierda es conflicto con hijos, hermanos, empleados o relacionados.

El cáncer como toda otra enfermedad lo produce el cerebro y lo cura el cerebro y se necesita tratar de eliminar las emociones del cerebro y la subconsciencia para que se cure definitivamente.

Increíblemente se detecta tan fácilmente con solo con un Scan (Tomografía Axial Computarizada) del cerebro.  Pero eso no conviene económicamente al sector que vive de la salud, y no ha podido progresar a la velocidad necesaria a evitar tantos sufrimientos y tantos muertos.

ll. Humanos no derechos

Los derechos humanos son para los humanos derechos.

Parecía que sería un miércoles normal, pero no.  De repente y sin aviso mi computadora comenzó a tener unas pantallas extrañas, de esas que al parecer surgen del fondo de la subconsciencia, como los pensamientos, sin posibles ataduras.  El “defender”, antivirus de Windows se disparaba alocada y bullosamente.  Nunca me había pasado tal desaguisado.

Sin saber que hacer la apagué y la encendí varias veces, busqué estabilizarla y trabajar normalmente sin entender que me había tocado uno de los virus más terribles que mentes perversas han creado, escorias de la vida, ahora con empuje empresarial.

Este virus se llama CERBER2 y te codifica en un instante casi todos tus archivos y los nombra con una retahíla de letras y números con terminación “.cerber2”, sin que nunca más puedas saber que como se llamaba o que contenía antes, ni siquiera sospecharlo.  Nombres que lucen como malas palabras de muñequitos, pero que en realidad son peores.

Lo más maligno y criminal consiste en que cuando termina sus acciones destructiva y tu computadora está totalmente saboteada, te envían un mensaje de voz donde te dicen que tienes que comprar con ellos unos “puntos”, cuantificados según el tamaños del total de los archivos y ellos te enviarán un “antídoto” para que todo supuestamente vuelva a la normalidad.  En mi caso me costaba sobre $500 dólares.  No existe otra cura.

Después de dos días de revisar los despojos y ver que todos mis cerca de 5000 artículos periodísticos, mi antivirus AVG, todos mis correos y contactos, documentos, mis fotos de excusiones al pico Duarte y familiares, mis rallies, mis trabajos de 10 años de Genealogía, y mis cursos y libros sobre Biomagnetismo y Bioenergética, etc., estaban perdidos como también se fueron lo que estaba en las nubes en DROPBOX, y aun espero más.  Todo en ese momento lucía solo como pilas de escombros inservibles e irreconocibles tras un bombardeo impiadoso.  Y lo era.  Me decidí a comprarme un disco duro nuevo, recargarle el Win10 y tratar de renacer como el Ave Fénix hasta donde pudiera.  Claro no podía, pero aunque hubiera podido no le iba a pagar recompensa a delincuentes, pues eso sería alimentar el vórtice.

La tarea era titánica, pues ¿de dónde iba a volver a obtener correos por miles que tengo por años la mayoría de Dominicana, donde no he estado en un par de años ni tengo viaje pendiente?.  Además tenía el plazo perentorio de enviar esté artículo al periódico “7 dias.com” hoy.  Voy a necesitar ayuda de los que no reciban mis artículos como antes.

Bueno, se empezó como se pudo.  Busqué en discos viejos eliminados que hubiera traído, pues otros quedaron allá, también en los de backup viejos y en el activo, pero por este últimos estar conectado en el momento de la catástrofe, también la mayoría de sus archivos se malapalabrearon casi totalmente, quedando en espera de formateo salvador que como electrochoque le restablezca sus neuronas.  Lo verdaderamente importante es que aun estoy vivo y a unos días de cumplir mis primeros 80 años.

He podido recuperar algunas pocas cosas.  1500 contactos, como 2500 artículos hasta Junio 2015.  Las fotos vendrán luego al igual que la genealogía y demás.  Hoy domingo, trato de vivir intensamente la realidad que esos parias de la vida de dedicaron, en un vil secuestro que resultó en muerte, pues no había para el rescate.  Ya los malandrines no solo se placen en causar daño, ahora secuestran y buscan rescate.  Están desarrollando un nuevo negocio a costa de otros.  El que tengas que pagar “piso” para poder estar en la red.

Son similar, aunque quizás no tan malos como los que sin límites ni composturas se allegan al poder como políticos, militares, empresarios, ingenieros, para extorsionar, robar, secuestrar, matar, con una ambición sin límites y una manto protector impenetrable, donde bajo él se cobijan todos, desde el más grande hasta el más chico, dejando la cárcel y el escarnio solo para los chiquitos .

Nuestro ex presidente responsable de los aviones Tucanos, de no escuchar quejas en sus tiempos y quien sabe cuántas otras tropelías, y solo como pálido ejemplo los vagones y el mismo Metro Línea 1 y parte de las 2, con quien el actual presidente juega el malvado  juego del gato y el ratón que busca no su castigo como todos pedimos, sino su sumisión y quien luce estar aferrado fuertemente a una esquina del manto protector.  Sin embargo en el juego del poder y el botín, a veces surgen situaciones inesperadas.  Brasil no solo está tratando de adecentarse internamente, sino que está salpicando y dando informaciones comprometedoras para ambos púgiles y muchos otros, y eso es muy peligroso, lo mismo que si surgiera un hombre con suficiente material pesado y seriedad indiscutible en la república, quien puede ya estar, pero sin que le haya llegado todavía su tiempo y su umbral de hartazgo.  Danilo se limita y no trata por lo obvio de desesperar a Leonel y su gente, pues como dije hace más de 4 años, Margarita es la vice y heredera, y los aviones y aves voladoras se caen de lo más fácil.  Baste recordar Dominicana frente al Aeropuerto.

Aunque a veces la casualidad surge por donde menos se espera.  Desde Brasil nos llegan noticias que tienen que quitarle el sueño aun al más desvergonzado, a aquellos que tuvieron y tienen comprados a hombres que se ofertaron y mostraron ser seres con valor pecuniario relativo pero sin pizca de nada más.  Hombres vacíos, como el agua muerta.

Como pasa como a mí con mi computadora, un día cualquiera se abre el cielo y pasa lo que parecía imposible y hoy vemos que allí está pasando con generales, coroneles e ingenieros, y con una mínima de vergüenza y rubor residuales, quedan marcados no solo por el rumor público, pues saben que aunque no paguen sus culpas, callen y no devuelvan, ya su estrella dejó de brillar y son parte activa del basurero.

Aunque mi mujer dice que soy un iluso, que vuelven y vuelven y que en lugar de despreciarlos le hacen la corte y lo vitorean, como se verá pasado mañana 16.

Monterrey, México.* luis@arthur.net * www.luis.arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com *14agosto 2016

Volver al Inicio⇒

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*