aguadelaatmosfera

Ordeñar la atmosfera

Sin Temor… Ni Favor…

Monterrey,México .*luarthur@gmail.com*www.luis.arthur.net* *10 de agosto /2016

En esta semana pasada leí que una empresa, norteamericana creo y está vendiendo contratos para dotar a cualquier sitio, lógicamente cosas grandes como hoteles y resorts, con toda la electricidad y agua que requieran, en negocios de 80 o más millones de dólares.

Esta empresa, como se está estilando ahora, vende sus servicios mensuales, lo que es muy conveniente pues cobran y ganan cada mes, en competencia con las suministradoras normales de energía, pues ellos también generan y venden amparados por la ley.  Invierten todo lo necesario, y venden algo más barato.

Con paneles solares le dotan de energía suficiente para día, noche y guardar para tiempos nublados.  No especifica como la guardan, pero tiene que ser con baterías para acumulación y uso nocturno, o con plantas convencionales lo que requiere logística de combustible y demás.  También usan molinos de viento, pero nada de esto es novedad, ni es en principio de ellos, ni existen patentes.

Hace ya muchos años me contaban unos vecinos aquí en Monterrey, que su hijo trabajaba en minería, en sitios desérticos, calurosos y aislados de las montañas mexicanas, y que vivían  con su familia en casas rodantes con aire acondicionado las 24 horas del día, y que recogían el agua que los equipos condesan y generalmente se desperdicia, para tomar y otros usos. No era suficiente pero aliviaba el racionamiento.  Esto es, esa agua que tiran los climas y que nosotros desperdiciamos, para otros es vital, es agua pura, como lluvia, solo con partículas de polvo y otras basuras que lleve el aire que dentro de la casa respiramos y que la contamina.

Desde hace años, muchos en distintos países, se dedican a ordeñar la atmosfera con equipos de refrigeración, que no buscan darle confort a personas y ambientes, sino a bajar la temperatura lo suficiente para que el aire que un abanico hace circular por los serpentines multicapas y muy fríos condense y acopie mucha agua.

Como es lógico la cantidad de agua obtenida por cada Kwh de electricidad usada, va a depender de la humedad del aire.

En una isla como la nuestra y cerca del mar, dará mucha agua.  En un desierto con humedad muy baja, dará poca, pero siempre dará.

Pues bien, estos señores usando equipos de refrigeración estudiados para el sitio y con electricidad solar, le darán a ese supongamos hotel, además de la electricidad, toda el agua que necesite, aunque esté en medio del desierto de Sahara.

Internet está lleno de “descubridores” de esta tecnología requete conocida, y los encontramos aquí en México, en Chile, Venezuela, EE.UU., etc.

Estos señores han tomado lo mismo que existe desde siempre, y con mucho dinero o crédito, han hecho un paquete muy interesante, pero que lógicamente habrá que ver para cuantos puede llegar.

Esta agua condensada de la atmosfera, que entre otros usos viaja para producir lluvias, para condensarse en grandes árboles con ecosistemas propios que antes describimos en artículos anteriores, que es como se atraen la lluvias y se hacen los ríos, es muy pura, pero aquí en México luego de acopiada la ofertan filtrada, tratada con ozono y luz ultravioleta.

Supongo que si no es para conservarla, que dicen dura más de 4 años sin dañarse, sin lamas pues no tiene materia orgánica ni esporas que produzca vida, si está destinada al uso humano, la mineralizarán adecuadamente, pues de lo contrario al no ayudar a la electrolisis del cuerpo  vital para la vida, es un agua dañina como lo es la destilada o la de osmosis inversa puras para ser tomadas por persona s o animales.

En mi artículo “Agua 3” transcribí lo que se dice, que en la atmosfera existen unos 14,000 Km3 de agua, lo que significa que si cada km3 son 1000 millones de m3 y cada metro cubico 1000 litros, es algo así como 14,000 billones  (14 000 x 1012) de litros.  Toda esta agua que es mucha, viene de la evaporación de mares, ríos, lagos, plantas de la tierra y respiración y sudor humano y animal.  Es de suponerse que unos poco millones de metros cúbicos podrán ser repuestos por el mar sin afectar el total.  Si son demasiados, se requerirá mayor evaporación, lo que de seguro va a implicar cambios de la temperatura planetaria, y quizás menos agua para campos, cosechas, ríos y más sufrimiento para una población creciente y descuidada, pues en este mundo en que vivimos los pobres no cuentan.

Habrá que esperar estudios sobre el impacto ambiental de esta “nueva tecnología”, que ojalá sea poco o ninguno.  El agua al condensarse da calor y los equipos de refrigeración también ayudan dado que no son eficientes la 100%. Por tanto, luce que energéticamente no es recomendable para controlar este aumento de temperatura que vivimos.  Esperemos que dice Kyoto.  Sin embargo es un escape momentáneo al menos a los problemas de falta de agua que nos vienen

Volver al Inicio⇒

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*