LuisH.Arthue5x300

Tomar control de mi cáncer

Sin Temor… Ni Favor…

La palabra cáncer es sinónimo de muerte, sufrimiento, transformación personal hacia el deterioro y la ruina, perder todos los ahorros y embarcar a la familia y si no se tiene seguro de salud, en bancarrota total.

Es motivo de depresión, entrega, compasión, de meditar, de preguntarle a Dios ¿por qué a mí? Y resulta que esto no debería de ser así.
Debemos ilustrarnos de cual es en realidad el cáncer. Cuantos tipos hay. Por qué se producen. Cuál es su evolución. Por qué mata. Como podemos tratarlo. Cuan actualizados están los médicos a los que les entregamos nuestra vida y hacienda. Cuan interesado están en realidad en sanarnos. Qué imposiciones le ponen los Hospitales y Clínicas para evitar demandas y protegerse. Por qué cuesta tanto. Con que medicamentos cuentan y que avanzados están. Si son los mismos que hace 66 años fueron establecidos y solo le cambian el nombre a algunos medicamentos.

El gran problema es que con el cáncer se va retrocediendo en vez de avanzar. Las proyecciones de hoy nos dicen que 1 de cada 3 personas va a tener cáncer antes de morir y posiblemente va a morir de eso. Antes no era así y aunque se han invertido millones de millones de dólares en encontrar una cura, esto aun no se consigue, o no se quiere.

Porque es un negocio muy bueno, donde Laboratorios de Medicamentos, Farmacias, Médicos y Hospitales y Clínicas han encontrado el negocio casi perfecto, donde el pueblo pone el enfermo, el mucho dinero y los muertos. Ofrendamos nuestras vidas, lo único que no podemos reemplazar, y lo hacemos como borregos, sin preguntar, protestar, buscar alternativas, exigir y aun nos preguntamos por qué el cáncer es sinónimo de muerte.

Por ello y porque a mí ya me tocó mi cáncer y sigo vivo sin medicamentos, radiación ni quimio, se me ha ocurrido hacer un pequeño librito de internet, un folleto de recopilación de lo que dicen los que saben y con mucho amor se los obsequio a todo el que quiera gastar o invertir unas horas en leerlo y digerirlo, de ocuparse de su vida, de tomar el control y aprender, de abrir los ojos, para en libertad más consciente hacer lo que crean con ella, pues no es de nadie más. Quizás con ello logren que otros no jueguen con ella tan despreocupadamente. A veces se me ocurre que los que tenemos o tuvimos cáncer somos como los mangos que caen de la mata y tiñen el suelo de amarillo, donde algunos como “Balaguer” se arriman para comerlos y ya chupados los descartan.

Este folleto no es solo para los enfermos diagnosticados ya, reales o equivocadamente, sino para todos, pues cuando un cáncer se declara, ya tiene de 5 a 10 años creciendo en nuestro ser, y nosotros vivimos tan felices e ignorantes sintiendo pena por otros, cuando estamos en la misma fila sin hacer nada ahora que hay muchas esperanzas, para quizás muy pronto salir a escena en nuestra personal tragedia griega.

https://drive.google.com

Nota el Blog:  Lea interesante folloto experiencias del autor

Monterrey, Méx.* luis@arthur.net * www.luis.arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com *5/VII/2015

*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*